Resultados del Programa Emergencia Sanitaria (Programa El Agua es Salud-PAES)

20-04-2016

CON PLANTAS POTABILIZADORAS DE AGUA Y EDUCACIÓN SANITARIA SE DISMINUYÓ LA INCIDENCIA DE ENFERMEDADES DIARREICAS EN COMUNIDADES NATIVAS DE LA REGIÓN LORETO

La prevalencia de enfermedades diarreicas agudas (EDAs) en más 3 mil niños y niñas menores de 5 años en 65 comunidades de la Región Loreto se redujo de 64.59% al 23.74%, según los resultados de la Evaluación Final aplicada a dos años de la ejecución del Proyecto Emergencia Sanitaria en las cuencas de los ríos Pastaza, Marañón, Tigre y Corrientes (PROEMSA).

Los datos obtenidos al inicio de la intervención promovida por el Ministerio de Vivienda, y ejecutada por la empresa INCLAM y la organización MSH-Perú daban cuenta que 6 de cada 10 menores de edad, sufrían de EDAs, como consecuencia del consumo de agua contaminada y la falta de prácticas saludables por parte de las familias. Ahora esta proporción se redujo notablemente, pues solo dos de cada 10 niños y niñas presenta casos de EDAs.

En tal sentido, las cifras obtenidas en la Evaluación Final son indicadores de cambios notables como producto de las acciones técnicas y educativas emprendidas por el PROEMSA,  para la mejora de las condiciones de vida de las familias y comunidades, compuestas en su mayoría por poblaciones originarias de las etnias achuar-anatico, cocama, shipibo, candoshi, entre otras.

El Proyecto Emergencia Sanitaria utilizó la metodología del Programa El Agua es Salud (PAES), diseñado por INCLAM y MSH-Perú, el cual que constituye una solución integral para las comunidades que carecen de agua segura y que presentan condiciones topográficas difíciles para la instalación de sistemas tradicionales de agua y saneamiento.

El PAES a través de sus componentes técnico y educativo, instala plantas potabilizadoras y piletas comunitarias, y desarrolla actividades de sensibilización, educación y capacitación dirigidas a los y las líderes comunales, familias y a la población en general.

Así, el 86.20% de las 4 mil familias atendidas, de las cuales más de 3 mil tienen niños y niñas menores de 5 años,  acceden al agua potable, a través de la planta y las piletas, y 85.52% tienen prácticas correctas de traslado y almacenamiento del recurso. Asimismo, han incorporado a sus hábitos familiares el lavado de manos (66.84%) y la eliminación adecuada de heces (51.52%).

Esta alternativa para la provisión y la gestión del agua puede ser replicada en otras comunidades de diferentes partes del país que no tienen acceso a agua segura.  En el Perú 4,24 millones de personas cuentan con agua potable, especialmente en zonas rurales (2,7 millones) según las cifras oficiales proporcionadas por el Plan de Nacional de Saneamiento.

san-juan-de-lagunillas-2